tu sitio de poesía

BUSCA SONETO

SONETOS FAMOSOS
SONETOS MÍOS
SONETOS TUYOS
COMUNIDAD
HISTORIA
PARA OÍR
SONETO-ARTE
COMO ESCRIBIR
LIBRO DE VISITAS
SONETOS MUNDO
SOBRE ESTE SITIO

COMO ESCRIBIR UN SONETO

Introducción

Es algo como una insolencia intentar enseñar reglas a alguien que desea escribir un poema, donde cada verso producido resulta de una inspiración que, además de individual, es una manifestación del pensamiento libre. De otra manera, no se puede decirle a un poeta: "Sea metódico con sus versos". Debe partir del propio poeta la iniciativa de seguir o no las reglas que existen en los sonetos.

La mayoría de los poetas citados en estas páginas no escribió solamente sonetos. Algunos de ellos, creo, han sido atraídos por la historia y la sonoridad de esta composición. Un soneto es una obra corta creada para transmitir un mensaje en sus catorce versos, divididos en dos cuartetos (grupos de cuatro versos) y dos tercetos (tres versos), o entre tres cuartetos y un dístico (dos versos).

Métrica

En primer lugar, los versos deben poseer la misma métrica, o sea, el mismo número de sílabas poéticas. Una sílaba poética es muy diferente de una sílaba gramatical común. Es posible unir dos o más palabras con solamente una sílaba poética. Fíjate en el verso abajo:

"Tengo hambre de tu boca, de tu voz..." (Pablo Neruda)

Intenta leer este verso despacio, como se fuera una sola palabra, y sigue contando cuantas pausas existen hasta la última sílaba tónica.

1  |  2   | 3 |4 |5 |6 | 7 |8 |9 |10 |
Ten goham bre de tu bo ca, de tu voz
Has encontrado las diez sílabas poéticas, ¿sí? Nota que la expresión "tengo hambre", al contrario de las cuatro sílabas gramaticales (ten-go-ham-bre), lleva en la poesía solo tres sílabas. Es común enseñar las sílabas poéticas por el modo como son "oídos" los versos, por eso la sonoridad es importante en un soneto.

Camoens escribió sus sonetos (incluso "Os lusíadas") utilizando siempre diez sílabas poéticas. Otro ejemplo pertenece a Sor Juana Inés de la Cruz:

"éste, en quien la lisonja ha pretendido..."

Poeticamente, el verso arriba está dividido del siguiente modo:

1 |  2   |  3  |4 |5 | 6 |  7  | 8 | 9 |10|
és te,en quien la li son jaha pre ten di do
Versos de diez sílabas poéticas son llamados de decasílabos*. Otra forma muy conocida son los versos alejandrinos o dodecasílabos* (doce sílabas), como muestra el ejemplo:

"Cruz que ninguno mira y que todos sentimos..." (Gabriela Mistral)

Intenta separar las doce sílabas. Si no lo consigues, mira abajo para ver como el verso está dividido.

1   | 2 | 3 |4 |5 |6 | 7  | 8 |9 |10 |11 |12|
Cruz que nin gu no mi ray que to dos sen ti mos
Curiosamente, Olavo Bilac, uno de los mayores poetas brasileños, llevaba en su propio nombre un verso alejandrino: Olavo Brás Martins dos Guimarães Bilac. Dicen que él cuando nació ya estaba inclinado hacia la poesía. Coincidencia o no, mi nombre completo también forma un verso alejandrino: Bernardo Sá Barreto Pimentel Trancoso.

Esquema de las rimas

Más allá del número de sílabas, otra característica importante de un soneto es el orden en que los versos riman, o simplemente el esquema de las rimas. Para los cuartetos, hay tres formas principales de esquema:

Rimas entrelazadas o opuestas - abba (el primer verso rima con el cuarto, el segundo rima con el tercero):

"¿Qué otra cosa es verdad sino pobreza
en esta vida frágil y liviana?
Los dos embustes de la vida humana
desde la cuna son honra y riqueza..." (Francisco Quevedo)

"¿Qué tengo yo, que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta cubierto de rocío
pasas las noches del invierno oscuras?..." (Lope de Vega)

Rimas alternadas - abab (el primer verso rima con el tercero, el segundo rima con el cuarto):

"Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua, y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento..." (Frederico García Lorca)

"¡Cuanto pasado para no morir!
¡Y cada vez la vida que te espera!
Por tí Gabriela supo sonreír
(Me lo dijo mi muerta compañera)..." (Pablo Neruda)

Rimas pareadas - aabb (el primer verso rima con el segundo, el tercero rima con el cuarto):

"Entonces se desató en Zipatán la guerra
flechas y arcabuces hacen temblar la tierra,
los Ah Canul sólo ofrecen sus recios pechos,
al sucumbir, de la tierra hicieron sus lechos..." (Turriza Pinto)

Los tercetos, a su vez, son más flexibles con relación al esquema de las rimas. Luis de Góngora, por ejemplo, empleó el famoso esquema cde cde en los siguientes tercetos:

"Examine mi suerte el hierro agudo,
Que a pesar de sus filos me prometo
Alta piedad de vuestra excelsa mano.

Ya que el encogimiento ha sido mudo,
Los números, Señor, deste soneto
Lenguas sean y lágrimas no en vano..."

William Shakspeare, a su vez, escribía, en vez de dos tercetos, un cuarteto y un dístico (cdcd ee).

"But thy eternal Summer shall not fade,
Nor lose possession of that fair thou ow'st,
Nor shall Death brag thou wander'st in his shade,
When in eternal lines to time thou grow'st,

So long as men can breathe or eyes can see,
So long lives this, and this gives life to thee..."


Hay otros ejemplos de esquemas de rimas en los tercetos: cdc ede, cde edc y cce dde. Al pasear por los sonetos de esas páginas, intenta notar que estilo el autor emplea en sus versos. Elige lo que crees que sea mejor para tu propio soneto.

Hasta aquí he hablado de métricas y de rimas, que pueden ser encontradas en casi todos los sonetos clásicos. Hay sonetistas modernos, también, que han abdicado de esos conceptos, utilizando versos blancos (sin rima) en sus obras. El poeta brasileño Martins Fuentes escribió su soneto Monosílabo, donde cada verso lleva solamente una sílaba.

"El mar moja bruñidos pies copiados
a la forma recién trabajada en la arena
y es ahora su fuego femenino de rosa
una sola burbuja que el sol y el mar combaten..." (Pablo Neruda)

Sonoridad

El último componente importante de un soneto es la sonoridad, o sea, donde se encuentran las sílabas graves de cada verso. Cuando son combinadas, esas sílabas hacen con que el soneto se parezca con una suave canción. En cuanto a la sonoridad, los versos decasílabos se clasifican en dos tipos: sonoros o heroicos y sáficos.

"Llega la juventud con el secreto
de la vida, que pasa inadvertido..." (Manuel Machado)

Esos son versos decasílabos heroicos, porque las sílabas poéticas graves son la sexta y la décima, en negrita. Todos los 8816 versos de "Os lusíadas" son decasílabos heroicos. Un verso decasílabo sáfico, a su vez, refuerza la cuarta, la octava y la décima sílaba poética:

"vamos allí donde no espera nada..." (Pablo Neruda)

Finalmente, los versos alejandrinos poseen la cuarta, la octava y la decimosegunda sílaba poética como sílabas fuertes, o la sexta, la décima y la decimosegunda.

Conclusión

¿Qué más hace un soneto posible? La inspiración, el asunto, el conocimiento de las palabras y de las rimas, que van a ser más ricas cuanto más rico sea el vocabulario del sonetista. Por eso, la lectura de otros sonetos, poesías y libros es muy importante.

Mi intención es un día publicar tu soneto entre estas páginas. ¡Escribe! De ese modo, tú darás un paso rumbo a la eternidad de las palabras y de los versos que componen vuestra grandiosa literatura.

*Algunos de los autores definen versos decasílabos y dodecasílabos como aquellos que llevan diez y doce sílabas gramaticales, respectivamente, en lugar de sílabas poéticas. En todo caso, en este sitio, donde hay tantos sonetos en español como en portugués y inglés, la regla es la misma para todos los idiomas. Por tanto, son consideradas para cálculo de la métrica solamente las sílabas poéticas.

ENVIAR TU SONETO

DEFINICIONES

soneto
- Composición poética que consta de catorce versos endecasílabos distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. En cada uno de los cuartetos riman, por regla general, el primer verso con el cuarto y el segundo con el tercero, y en ambos deben ser unas mismas las consonancias. En los tercetos pueden ir estas ordenadas de distintas maneras. (...)
Fuente: Diccionario de la Real Academia Española

¨¨¨

soneto - Composición poética que consta de 14 versos, generalmente endecasílabos*, distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. (...)
Fuente: elmundo.es
© 2002-2010 Bernardo Trancoso.